Si eres un manitas y te gusta el material eléctrico, probablemente ya conozcas alguna ferretería y bricolaje en Horta Guinardo de Barcelona. Pero si no es así, aquí encontrarás algunos consejos sobre material eléctrico y más concretamente sobre cables y su manipulación.

Debemos comenzar diciendo qué es un cable. Un cable es un conductor eléctrico que se utiliza alrededor de una casa, por dentro de las paredes, que te permiten tener energía eléctrica en la misma. Gracias a los cables tienes luz en casa y puedes tener encendidos aparatos como el televisor o la nevera. Generalmente, los cables están hechos de cobre o de aluminio entrelazados y van envueltos en tubitos de plástico o de cualquier otro material aislante de la electricidad.

Si has pasado por alguna ferretería y bricolaje en Horta Guinardo de Barcelona, habrás visto que hay cables de diferentes colores. Cada uno de esos colores tiene un significado diferente.

Los cables de color negro, marrón o gris nos indican que es el cable fase que conduce la electricidad desde la caja de servicio a los aparatos que hay en casa. El cable azul es el cable neutro por el que la electricidad vuelve al sistema. Y por último el cable verde o amarillo es imprescindible, ya que es el cable de tierra que evita que las personas reciban descargas eléctricas.

Además tenemos diferentes anchuras en los cables, que se miden por su diámetro. Tenemos cables de 1,5 mm, de 2,5 mm, de 4 mm y de 6 mm. Según sea más ancho, más amperios puede conducir.

Debemos saber también que la caja de protección es el punto de inicio de los circuitos de la instalación.

Desde Establiments Monros nos preocupamos por tu seguridad y te recomendamos que no intentes manipular cables sin supervisión especializada. No dudes en contactar con nosotros sin ningún compromiso.